"Y uno de los ancianos me dijo: No llores. He aquí que el León de la tribu de Judá, la raíz de David

Actualizado: ene 12

En mi tiempo con Dios estando en el Espíritu en adoración,Vi como salia un río de debajo del trono de Dios y este Río se unía al mar de Cristal de aguas vivas. Mientras observaba, en los aires veía una gran águila volando y cuando baje la mirada Vi un León muy grande fuerte pero manso Blanco y de su melena blanca salían rayos de luz dorada y con los colores del arco iris.

Sus patas eran fuertes y grandes caminaba y cada vez que daba un paso podía sentir su Amor! Era el León de la tribu de Judá!

Me miraba y me invitaba a caminar sobre las aguas del inmenso y precioso Mar Cristalino,empecé a caminar sobre las aguas y el delante mío dándome seguridad de cada pasó que daba( pues él primero lo daba) y sus pisadas me direccionaban en mi caminar sobre las aguas.

No estaba sola vi como muchos de mis hermanos y hermanas en Cristo caminaban conmigo y adorábamos al León y pude percibir en todos, la paz y seguridad que nos daba el León de la tribu de Judá.


En cada pasó que daba el león salían rayos que movían las aguas y al moverse las aguas con la luz de los rayos hacia que nuestro caminar en las Aguas fuera seguro. Las aguas del mar de Cristal iban subiendo a medida que nosotros adorábamos...

Debajo de mis pies sentía como si caminara sobre cojines y al sentir está sensación sentía seguridad y Paz. Eramos un remate fuerte y determinado a seguirle sin temor alguno... Después de esta visión me recosté a las horas y cuando cerré mis ojos estando todavía despierta escuche la voz del Padre y me dijo:

"Derramare de mi Espíritu sobre mis Adoradores sobre todos los que me buscan en espíritu y verdad. Vivirán un avivamiento Celestial sobrenatural. Dónde caminarán sobre las aguas en mi presencia no les faltará nada.

Todo lo tomarán de Mi".

Selah


"Judá, te alabarán tus hermanos; Tu mano en la cerviz de tus enemigos; Los hijos de tu padre se inclinarán a ti.


"Cachorro de león, Judá; de la presa subiste hijo mío. Se encorvó, se echó como león, así como león viejo: ¿quién lo despertará? No será quitado el cetro de Judá, ni el legislador de entre sus pies, hasta que venga Siloh; y a él se congregarán los pueblos."

Génesis 49:8,9,10.


"El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias...


"Porque de cierto os digo, que muchos profetas y justos desearon ver lo que veis, y no lo vieron; y oír lo que oís, y no lo oyeron." Mateo 13:17.

3 vistas0 comentarios
0