Sino calzados con sandalias, no llevéis dos túnicas.. Mc 6:9.

Actualizado: ene 12

"Deberán comerlo así: ceñidos con un cinturón, calzados con sandalias y con el bastón en la mano. Y lo comerán rápidamente: es la Pascua del Señor".(Ex 12,11).




Ya no salimos de nuestra antigua vida como salió el pueblo de Israel de Egipto, comiendo de un cordero de un año, Jesucristo el cordero inmolado es nuestra comida que nos ciñe con su verdad y nos calza con el apresto del evangelio de su paz...


Seguir los pasos de Cristo es el camino a la paz verdadera. ¿De qué forma nos ayuda el calzado a estar firmes?

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Juan 14:27


El calzado del soldado romano “con frecuencia tenía clavos o púas, para un mejor agarre al suelo”. Las buenas noticias de Dios y nuestra comisión (nuestras órdenes de marcha) para predicar son nuestro fundamento. Cuando permitimos que las buenas noticias de Jesucristo son el apresto (firmeza en El) Cristo ha vencido al mundo (Juan 16:33) así que no tenemos nada que temer.


Lucas 10:19-20

He aquí os doy potestad de hollar serpientes y escorpiones, y sobre toda fuerza del enemigo, y nada os dañará. Pero no os regocijéis de que los espíritus se os sujetan, sino regocijaos de que vuestros nombres están escritos en los cielos.


Tal como los zapatos nos permiten caminar sobre terreno pedregoso sin temor, la preparación del evangelio de paz nos permite enfrentar las pruebas y tribulaciones más dolorosas de la vida sin temor, con certeza de lo que nos espera es nuestra esperanza y convicción de ya haberlo obtenido en Cristo Jesús Nuestro galardón, a cualquier sufrimiento que podamos pasar en este mundo. En Romanos 8:18, Pablo escribe: “Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse”.


El ángel que anuncia a Pedro, preso, su pronta liberación, le manda que se ponga las sandalias:

"De pronto, apareció el Ángel del Señor y una luz resplandeció en el calabozo. El Ángel sacudió a Pedro y lo hizo levantar, diciéndole: «¡Levántate rápido!». Entonces las cadenas se le cayeron de las manos. El Ángel le dijo: «Tienes que ponerte el cinturón y las sandalias», y Pedro lo hizo. Después le dijo: «Cúbrete con el manto y sígueme».Pedro salió y lo seguía; no se daba cuenta de que era cierto lo que estaba sucediendo por intervención del Ángel, sino que creía tener una visión. Hechos 12:7-8.


El te dice: hoy es el día de tu liberación, yo te cubro y te pongo nuevas sandalias...


Así lo dice Jesús a los discípulos. En estas palabras, las sandalias indican el camino y la función de bendecir donde ellos lleguen, pero también se hace referencia a “quitarse el polvo de los pies”,cuando no les reciban significa no tener parte con ellos.


"aoristo" se manifiesta, damos media vuelta avanzando en la carrera, sin tener en cuenta el dolor el rechazo por su palabra sacudiendo nuestros pies mirándole a El..


Jesús recorría las poblaciones de los alrededores, enseñando a la gente. Entonces llamó a los Doce y los envió de dos en dos, dándoles poder sobre los espíritus impuros. Y les ordenó que no llevaran para el camino más que un bastón; ni pan, ni alforja, ni dinero; que fueran calzados con sandalias y que no tuvieran dos túnicas. Les dijo: «Permanezcan en la casa donde les den alojamiento hasta el momento de partir. Si no los reciben en un lugar y la gente no los escucha, al salir de allí, sacudan hasta el polvo de sus pies, en testimonio contra ellos». Entonces fueron a predicar, exhortando a la conversión; expulsaron a muchos demonios y curaron a numerosos enfermos, ungiéndolos con óleo. Mc 6:7-13


La sandalia es un objeto que recoge suciedad, polvo en el camino, cuando entendemos que tenemos que sacudir nuestros pies de obras vanas, dejándolo todo ...allí en ese lugar donde se revela Jesucristo y su Amor eterno, nuestros pies desnudos caminan a cara descubierta pisando en lugar sagrado (Ex 3,5; Jos 5,15).


Los pies de las mujeres en sus sandalias son exaltados por su belleza y adoración..en el plantío de Dios...

¡Qué bellos son tus pies en las sandalias,

hija de príncipe!

Las curvas de tus caderas son como collares,

obra de las manos de un orfebre.

Se ajustó el cabello con una diadema,

se puso ropa de lino para seducirlo.

Sus sandalias deslumbraron los ojos del guerrero,

su hermosura le cautivó el corazón…

Cantares 7.


Todos estos sentidos que evocan las sandalias, se contraponen a las imágenes de lo que provoca la bota militar, que indica el tiempo de guerra. Para hablar del Tiempo Mesiánico... de Luz y de Paz!

Isaías anuncia que se acabará el taconeo de las botas:


Porque toda bota que taconea con ruido

y el manto empapado en sangre

serán para la quema, pasto para el fuego.

Porque una criatura nos ha nacido

un hijo se nos ha dado. (Is 9,4-5)

Llegó el tiempo de adorar y agradecer!


"Toda radiante está la hija del rey dentro de su palacio; recamado de oro está su vestido"!

Salmo 45:13.



Luego el ángel me mostró un río de agua de vida, claro como el cristal, que salía del trono de Dios y del Cordero, y corría por el centro de la calle principal de la ciudad. A cada lado del río estaba el árbol de la vida, que produce doce cosechas al año, una por mes; y las hojas del árbol son para la salud de las naciones. Ya no habrá maldición. El trono de Dios y del Cordero estará en la ciudad. Sus siervos lo adorarán; lo verán cara a cara, y llevarán su nombre en la frente. Ya no habrá noche; no necesitarán luz de lámpara ni de sol, porque el Señor Dios los alumbrará. Y reinarán por los siglos de los siglos.


El ángel me dijo: «Estas palabras son verdaderas y dignas de confianza. El Señor, el Dios que inspira a los profetas, ha enviado a su ángel para mostrar a sus siervos lo que tiene que suceder sin demora».

Apocalipsis 22: 1-6.

7 vistas0 comentarios
0